Galerķa de Editoriales



Editorial de
Macedonia 7



Jamás pensé que escribir la editorial de este número iba a ser tan complicado. Hay tanto sobre lo que hablar que se hace muy difícil escoger un tema en concreto para sintetizar todo este tiempo que se remonta, no sólo al número sexto, sino al número uno.

Revisando las anteriores editoriales, al leer los objetivos que este equipo se había marcado para tan especial número, uno se da cuenta de que no hemos podido cumplir todos los que teníamos en mente, sin embargo, aquí estamos, más equipo que nunca.

Y es que la edición que tienes delante de ti no sólo es el fruto del trabajo de algo más de un año. Es mucho más. Es el fruto de afrontar variados y complejos problemas que se han ido sucediéndo desde que nos tomáramos esto en serio. El hecho de que cada uno de los miembros de la publicación esté trabajando en algún punto de la geografía de la península o de Sudamérica hace que la comunicación vía Internet se convierta en el engranaje básico a la hora de hacer funcionar el motor del fanzine. Desde el mes de octubre hasta ahora, hemos tenido que escoger caminos alternativos para seguir trabajando, es decir, los retrasos no han sido "gratuitos". Y ahora, después de que el equipo ha tenido que cambiar "el ritmo" creo que, a nivel general, ha merecido la pena. Finalmente hemos sido capaces de lanzar el número que teníamos entre manos, de seguir funcionando pese a todo, de confiar siempre en que este bache lo íbamos a superar de, en definitiva, cumplir nuestro primer año. El precio ha sido el de no poder tener listo el Off-Line o consumada la unión con Spanish Quest pero, repito, si no ha podido ser para este número lo será para el siguiente.

El número 7 significa la consolidación absoluta del fanzine. Al cumplir un año Hemos dejado atrás una época, hemos renovado las "formas" por completo, pronto tendremos un segundo "pulmón" de nombre Spanish Quest y en el siguiente número se hará realidad el proyecto Off-Line con el que llegaremos a toda esa legión de personas que aún no nos conocen.

Todo el tiempo que llevo trabajando, codo con codo con el resto del equipo, para que Macedonia haya alcanzado un cierto prestigio entre los fanzines de habla hispana se lo dedico a todos mis compañeros, a los redactores, a los coordinadores, al administrador, a los grafistas, al WebMaster, al creador del Off-Line y al subdirector que ha jugado un papel fundamental para que el número séptimo de Macedonia no se retrasase más de la cuenta.

Nos vemos en el octavo. ”Ah! Felices fiestas <:-).


Fernando Rodríguez
24 de Diciembre de 1998.

Volver a la galerķa



Galerķa de Editoriales
a
MACEDONIA Magazine