Macedonia de Ocio


Wataro Yoshizumi
Marmalade Boy / Macedonia Nipona


Artículo realizado por
Samuel Rísquez






Resumen del tomo 2. Capítulo 3.

El partido ya ha empezado, y no puede ir peor. Rokutanda y su compañero ya han ganado el primer set... Y llevan camino de ganar el segundo.

Ginta está jugando fatal. Todos se dan cuenta, incluso a Roku no le gusta, porque le está resultando muy fácil y no hay emoción. Yuu se da cuenta de que lo que le pasa es que está triste por lo que Miki le ha dicho (tan malo que es mostrando sus sentimientos y siempre averigua los del resto).

Intenta animar a Ginta, pero no hay manera.

Miki llega a donde está el público, para saber cómo va el partido, y oye a unas chicas hablar sobre la apuesta. Se asusta muchísimo, pero no le da tiempo a decir nada, Arimi va a por ella y la arrastra hasta la red que separa el público del campo, y le explica que Ginta está jugando muy mal. Miki también lo nota: no juega como es costumbre.

Así que le grita y le regaña por su forma de jugar. Le dice que quiere verle como siempre ha jugado, quiere verle ganar. Ahora empieza lo bueno, y Rokutanda se arrepiente de haberse aburrido, porque ahora no tiene ni una milésima para ello...

Ginta y Yuu van recuperando marcador. Miki está muy contenta. Arimi se queda pensando algo mirando el comportamiento de Ginta y Miki...

Ya está, han remontado todo lo que se esperaba y han de hacer un set de desempate, en el que, en vez de seis, gana el que haga 7 puntos dejando 2 de diferencia (y si alguien llega a 7 con sólo uno de diferencia, el que antes haga esa misma separación).

Éste set está muy igualado. Los dos componentes de las dos parejas dan lo mejor de sí. Rokutanda ya está harto: si ahora mismo hace un punto, llegará a siete con dos de diferencia, así que ésta es su gran oportunidad: saca con mucha fuerza, Ginta la devuelve como puede, Roku le da también como puede, Ginta, haciendo un último esfuerzo, se va muy a la derecha a darle a la bola, Roku la devuelve con un gran movimiento a la izquierda del campo contrario... y como Yuu está en el centro, ¡no hay nadie para golpearla!

Rokutanda canta victoria, ahora sólo le faltará un punto... pero la ha cantado muy pronto, Yuu se mueve a toda máquina a la izquierda y le da, marcando punto en el campo de Roku, con lo que hay un empate de 6-6.

Así que ahora, los dos equipos han de luchar por sacar ventaja en dos puntos al rival. Yuu le promete a Ginta que hará esos dos puntos que les separan de la victoria. Ginta no puede creerse que se lo tome tan en serio por fin.

Y los hace.

Frente a una máquina de latas, Ginta y Yuu se felicitan, bebiendo, por el partido.

Entonces Ginta le dice a Yuu que cómo es que le felicita, si no le importa... Pero Yuu dice que sí le importa, porque le gustaba a Miki. Entonces, Ginta hace la pregunta del millón: “¿a ti también te gusta Miki?”.

Yuu, como es habitual, pasa olímpicamente, tira la lata a la papelera y encesta. Ginta le exige que le responda, pero Yuu, simplemente, lo mira y sonríe. Ginta está de los nervios.

Ya fuera del lugar de la competición, Yuu, Ginta y Miki se van juntos hacia casa. Casi no han avanzado nada cuando se encuentran con Rokutanda, al que, muy contentos, le recuerdan que se ha de rapar, y le hacen mandar una foto como prueba...

Aparece Arimi. Miki cree que ha venido por Yuu... pero inesperadamente agarra a Ginta y le pide que vaya con ella a tomar algo, dejando sorprendidos al resto.
 
 

ÚLTIMA REVISIÓN EN JULIO DE 1999



MACEDONIA DE OCIO
a
MACEDONIA Magazine